27 de marzo de 2015

Ucrania: un sistema para Yarmolenko y Konoplyanka

yarmolenko y konoplyanka.jpg
Yarmolenko y Konoplyanka con la selección de Ucrania.

La Ucrania de Mykhaylo Fomenko. Desde su nombramiento como seleccionador en diciembre de 2012, Mykhaylo Fomenko (66) ha definido a Ucrania añadiendo rigor táctico a las características del estilo eslavo —calidad técnica, entrega física, choque— y manteniendo como identidad la velocidad clásica de los atacantes ucranianos: Blokhin, Protasov, Mykhaylychenko, Rebrov, Shevchenko... Yarmolenko, Konoplyanka.

Tras asumir el cargo de seleccionador con la fase de clasificación para Brasil 2014 iniciada y con el margen de error agotado por una derrota en Kiev ante Montenegro y un empate en Moldavia, el balance de Fomenko incluye victorias de mérito: ante Polonia en Varsovia y en Kharkiv, sobre Montenegro en Podgorica —con 10 jugadores— y un empate contra Inglaterra en Kiev. Resultados que permitieron a Ucrania disputar una plaza con Francia en una eliminatoria que resultó más ajustada en la realidad que en la teoría: tras un 2:0 para Ucrania en Kiev, la Francia de Ribery necesitó una auténtica catarsis nacional, cinco cambios en el once y una atmósfera extraordinaria para imponerse por 3:0 en Saint-Denis.

Con fama de gran motivador y un carácter muy sobrio, Fomenko ha elevado el nivel competitivo de la selección ucraniana. El trabajo de Fomenko ha sido reconocido y considerado de manera unánime como el legado más positivo del ya depuesto presidente de la federación ucraniana, Anatoly Konkov.

Paralelamente a la etapa de Fomenko, la guerra en el Donbass [1] ha añadido un componente emotivo y patriótico a los encuentros de la selección de Ucrania. — Fomenko también ha sumado jerarquía a la selección, solicitando sistemáticamente el aplazamiento de las jornadas previas a los encuentros de clasificación como en el caso de la visita a España.

La generación de oro y la generación post-Maidán. Ya solo los nombres recuerdan a aquella selección de Oleg Blokhin que en la Eurocopa de 2012 quedó eliminada en la fase de grupos jugándose el todo o nada desde el inicio con dos delanteros —Shevchenko y Voronin—, un único mediocentro puro y con Gusev, un volante ofensivo en el lateral derecho… 

La generación dorada que disputó la Eurocopa sub-21 de 2011 y personificada en Yarmolenko y Konoplyanka, ha completado ya su proyección en la selección absoluta con otros nombres como Ratkistkiy, Stepanenko, Garmash, Selin, Morozyuk y Zozulya. Todos titulares o recambios habituales desde la fase de clasificación para Brasil 2014. 

Desde hace un año la guerra en el Donbass ha creado una crisis que afecta a todos los clubes de la Ukrainian Premier League [2], que no pueden atraer jugadores extranjeros y en varios casos han reducido sus presupuestos al mínimo desvinculándose de la práctica totalidad de sus plantillas. Esta coyuntura ha precipitado el debut o el mayor protagonismo de decenas de jóvenes ucranianos en el campeonato y Fomenko ya ha incorporado a varios de estos jóvenes como alternativas en las convocatorias de la selección absoluta: Sydorchuk, Budkivskiy, Ordets, Bolbat, Malinovsky, Burda, etc. 

Entre los más veteranos aún se mantienen en la selección ucraniana tres de los jugadores que acudieron al Mundial de Alemania 2006: el portero Pyatov y los mediocentros Rotan y Tymoshchuk, que ya ejerce más un rol de puente entre los técnicos y los jugadores.

Estilo de juego. Mykhaylo Fomenko ha definido un once tipo prácticamente invariable y muy competitivo. A partir de un esquema en 4-5-1 con tres mediocentros se desarrolla la idea de combinar la capacidad de contención en defensa y las llegadas de Yarmolenko y Konoplyanka como primera opción ofensiva.

En defensa la pareja de centrales por defecto la componen el portentoso Khacheridi (1,98) y el veterano Kucher. Khacheridi sale al corte o va al suelo en acciones de riesgo. Kucher tiene un rol más posicional y sobrio, de cierre. Ambos se complementan entre sí y además suponen una opción poderosa en las acciones de estrategia en las dos áreas. Mientras la decisión de relegar a Rakitskiy al banquillo denota el rigor táctico instaurado por Fomenko. En los laterales también hay una relación: en el izquierdo Shevchuk tiene velocidad y profundidad, mientras que Fedetskiy —más completo y polivalente— también puede incorporarse al ataque o quedarse en la retaguardia para ayudar a los centrales ante rivales de mayor nivel. Ambos han sido reconocidos por su carácter combativo y ha protagonizado actuaciones muy destacadas: Fedeskiy en un marcaje sobre Ribery en la ida del 'play-off' contra Francia, y Shevchuk con otro marcaje sobre Robben en el encuentro de octavos de la Champions disputado en Lviv.

Los tres mediocentros se disponen de manera escalonada para preservar el equilibrio y sumar también segundas opciones ofensivas. Stepanenko aporta agresividad, rigor y buena entrega de balón desde el pivote defensivo (posicional). Unos metros más adelantado, Rotan ejerce de cerebro del equipo con su capacidad para conectar con el ataque en corto o con desplazamientos largos y es el encargado de poner el balón en el área en las acciones de estrategia. El tercer mediocentro es Garmash, un todocampista con buen disparo y mucho despliegue físico que le permite desdoblarse entre el trabajo defensivo y sorprender constantemente como llegador en el área contraria. Durante la segunda lesión de rodilla de Garmash la principal opción de Fomenko para el tercer mediocentro ha sido el veterano Edmar, un brasileño nacionalizado y reconvertido desde la mediapunta que reúne calidad técnica, capacidad para contemporizar y tiene un rol más cerebral. Otras alternativa para el puesto de mediocentro ofensivo son: Olynyk, un mediapunta izquierda muy completo y con mucho gol que había sido clave en el Metalist como mediocentro y desapareció de la selección al no contar para Juande Ramos en el Dnipro; Bezus, un segundo delantero rápido y vertical con el que Fomenko quiso contragolpear a Francia en Saint-Denis y solo consiguió perder el centro del campo...; y Sydorchuk, unos de los jóvenes post-Maidán que ha destacado por su dinamismo y capacidad de llegada en el Dinamo Kiev.

Yarmolenko y Konoplyanka son los protagonistas ofensivos de la selección ucraniana, mediapuntas de banda que parten a pierna cambiada y que tienen capacidad para desbordar, completar acciones individuales con un disparo muy potente desde la frontal o asistir tras atraer a los rivales. Konoplyanka es un prodigio técnico con mucha habilidad y especialista en el golpeo de las faltas directas. Yarmolenko es más vertical y potente. Ambos son las estrellas de Ucrania y condicionan la elección delantero centro. Roman Zozulya esn un ‘9’ moderno que reúne remate, mucha capacidad de trabajo y movimientos horizontales para habilitar a Yarmolenko y Konoplyanka, y que también puede complementarse con otro delantero más de área y tradicional como Evgen Seleznev, su compañero en el Dnipro Dnipropetrovsk.

En suma la Ucrania de Fomenko es una selección equilibrada, que sabe a lo que juega, con un estilo siempre combativo, jugadores de mucho talento y un objetivo: Francia 2016.
______________________
* Este artículo es una actualización del publicado en octubre de 2013 en SpheraSports
[1] War in Donbass  Wikipedia
[2] Formato urgente para el fútbol en Ucrania — SpheraSports

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada